jueves, 8 de julio de 2010

¡¡¡¡¡EN TEMUCO HAY CONDUCTORES Y … CONDUCTORES!!!!!

Todo el mundo que conduce un vehículo se supone que conoce y respeta el Reglamento del Tránsito en todos sus aspectos. La misma normativa muchas veces es infringida por algunos energúmenos que creen que sentados en un vehiculo motorizado, más cuando no es de su propiedad, pueden hacer lo que quieran en la vía.
Al llegar a la intersección de dos calles importantes, generalmente se produce una complicación cuando a pocos metros existen semáforos, por lo que la autoridad pertinente traza una señal horizontal que PROHÍBE BLOQUEAR EL CRUCE o estacionarse mientras la vía está con semáforo en rojo. Hay dos ejemplos que ilustran la problemática y que sería bueno que la autoridad tome algunas providencias al respecto.


Hay una señalética de este tipo en Calle O´Higgins con Dreves, al llegar a Caupolicán, donde hay semáforos. SE SUPONE que para quienes acceden a O´Higgins desde Dreves al estar en rojo, los vehículos les deben dejar el paso libre en el CRUCE. De igual forma, cuando se sube hacia el norte por Prieto Sur al acceder a O´Higgins, que tiene semáforos a menos de 20 metros al llegar a Caupolicán; en esa intersección existe pintada la señalética horizontal de NO BLOQUEAR EL CRUCE, pero lamentablemente hay conductores que “no pescan” y arman sendos tacos imposibilitando el acceso a O´Higgins hacia el poniente.

Una evidencia clara lo constituye una camioneta de la Empresa Ricardo Sanhueza Hott, dedicada a las Estructuras Metálicas, que con seguridad el conductor “no esta ni ahí” con respetar el Reglamento del Tránsito. Lo más probable es que su jefe lo felicitará por esta responsabilidad al conducir un vehículo de la empresa. La misma situación ocurre con camiones con carro que sin ningún miramiento deslizan sus moles por las calzadas de la ciudad como si el mundo fuera de ellos.

Otro caso nos muestra la historia de una “joya para el volante”, incluso pensamos que tendría opción de entrar a dictar cátedras de conducción de vehículos motorizados; y aquí los jefe de la Empresa Bracar tendrán que hacer un esfuerzo y “prestar” a este conductor estrella que tienen a cargo de la camioneta de placa patente CF TY 27, por las habilidades que tiene para “dibujar” cambiándose de pistas en la congestionada avenida San Martín. En horas en que el tránsito es impresionante, el “perla” se cambia de pista como si manejara en Indianápolis. El peligro a que se expone o a los otros conductores habla muy mal de su responsabilidad y de la empresa al pasarle el vehículo de trabajo a este energúmeno del volante.

El otro “palo” va para los inspectores de tránsito, que esperamos que con las nuevas autoridades se compren las pastillitas para tener “criterio” en cuanto a infraccionar a los conductores, ya que tenían de “caseros” para cumplir con la meta a quienes trabajan en Instituciones Santo Tomás en la calle Dreves con O´Higgins. Ocurre que en esa zona existe un tramo de acera que no se utiliza por los peatones, por no tener las condiciones adecuadas para el tránsito peatonal, por otro lado hace muchos años que es utilizado como estacionamiento por el poco espacio que tiene para el efecto la calle Dreves.

Pero curiosamente existe una empresa de venta de artículos eléctricos, Flores y Kerting por Avenida Caupolicán, pero que tiene sus bodegas con salida por Dreves. Luego, cuando a ellos les incomodan los vehículos estacionados llaman a los inspectores de tránsito para que cursen partes, sin embargo, ellos creen que si pueden estacionar ahí sus camiones cargados, aunque tienen un letrero de “NO ESTACIONAR” sin el respectivo permiso municipal. ¿Eso no amerita una infracción estimados inspectores de tránsito?

Esta entrada fue escrita por José Espinoza Mellado el 6 Julio, 2010 http://www.eltemuquense.cl/2010/07/06/en-temuco-hay-conductores-y-%c2%bfconductores


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada