martes, 11 de mayo de 2010

¿EL GOBIERNO ES DE PIÑERA O DE LA ALIANZA POR EL CAMBIO?



Definitivamente la derecha chilena tiene un problema, como dice Pedro Carcuro, “MORROCOTUDO”. Ya que a dos meses de la instalación del Gobierno están apareciendo las primeras diferencias de enfoque respecto a la metodología empleada para nominar a los jefes de servicio, Seremi y funcionarios de confianza y la “poca bola” que el Presidente Piñera le da a las propuestas o indicaciones que le hace la UDI.

Los reclamos por parte de la UDI se han oído fuerte y claro por los medios de comunicación, toda vez que la Unión Demócrata Independiente ha representado al Gobernante en todas y cada unas de la reuniones que se han tenido en forma privada, pero al perecer eso no funciona con el Presidente; de tal forma que la UDI ha decidido expresar en forma publica su malestar, que dicho sea de paso, es el mismo sentimiento que se tiene a nivel nacional en el Partido Político mas grande de Chile.

Esta sensación de que Sebastian Piñera cree que fue electo por su sola presencia en la papeleta de votación en las presidenciales, esta totalmente errado, también se equivoca si su interés en ser el gobernante del país pasa por el solo hecho de acceder a la historia como el Presidente del Bicentenario. Entonces el debe tener muy claro que, el es Presidente de Chile por el trabajo realizado por TODA LA ALIANZA POR EL CAMBIO, e independientes, sumado a la fuerte necesidad de los chilenos de producir un cambio de Gobierno al estar saturados de una Concertación triunfalista y soberbia.

En esta columna estamos ciertos, porque así lo hemos sentido, que en la derecha hay gente que no le gusta que se ventilen estos temas sobre las diferencias entre los “socios” de la Alianza, pero como no hay otras instancias privadas o partidarias hay que decirlo en publico; en una de esas aprendemos a jugar a los políticos.

Quien esta muy claro en esto es el Senador de la UDI Pablo Longueira, quien en una entrevista del viernes pasado en La Segunda dice:

“Al propio Sebastian Piñera, a muchos ministros. Pablo Longueira ha planteado "EN TODAS LAS INSTANCIAS PRIVADAS EN QUE HAN QUERIDO ESCUCHARME EN ESTOS DOS MESES" su inquietud por la marcha del gobierno. Pero sus preocupaciones son mayores. "Reconozco que nunca me imaginé la falta de prolijidad que iba a existir en la instalación del gobierno. Ha habido muchos errores que se podrían haber evitado y que no tienen ninguna justificación en el terremoto", dice el senador UDI al romper su estricto silencio desde febrero Y parte diciendo que el "gran desafío" del Presidente es que su propio sector político deje de hablar del GOBIERNO DE SEBASTIAN PIÑERA y empiece a referirse a él como EL GOBIERNO DE LA COALICIÓN PAR EL CAMBIO.
¿La razón de ello?
La creciente "desafección que existe en los partidos que sustentaron su triunfo, especialmente RN y la UDI. Porque en la medida que esto siga creciendo, va a existir una dificultad real de gobernar. Hay que entender que en las democracias modernas gobiernan las coaliciones".

“Y aquí afirma que comparte la crítica del RN Andrés Allamand a la falta de experiencia política en los cuadros del nuevo Gobierno. "Ha faltado el equilibrio justo entre aquellos que hicieron un trabajo político durante 20 años para generar el triunfo y aquellos que estuvieron en el mundo privado y que habrá que convocar en la medida que ganáramos. Este encuentro de dos mundos se podría haber hecho infinitamente mejor".
Longueira, quien públicamente expresó su deseo de ser ministro de Piñera admite que haber sacado a figuras con experiencia del Parlamento habría tenido “un costo inicial, pero se habría pagado una vez, rápido y pronto, y se habría contado con experiencia, sumado a una identificación de los partidos en la instalación del gobierno. Al prescindir de eso, se convocó a un gabinete sin experiencia política y los costos de no contar con esa
trayectoria es lo que se está pagando”.

A continuación el periodista de la La Segunda le hace una serie de preguntas.

-Ud. ha transmitido su impresión en privado. ¿No lo han escuchado?
“Lo he planteado durante dos meses en todas las instancias privadas en que han querido escucharme. No ha habido ninguna reunión que el Presidente me haya invitado que no haya ido, ni ninguna llamada de algún ministro que no haya atendido….”

-¿Se sienten un poco “estafados” en ese sentido?
“El problema es que nos debemos a los que confiaron en nosotros y votaron por el cambio. Transcurridos ya dos meses, nos emplazan a mostrar resultados. Y que quede muy claro que no estoy hablando de cuoteo. A todos los que me pidieron consejos, les dije que lo mas importante es como se organiza a las fuerzas que lucharon por el cambio, y que se sienten con estrellas por este triunfo, y a muchos que no los vimos nunca sudar una gota por ganar, pero que también los necesitamos por su talento para hacer un buen gobierno. Lo que ha faltado aquí es el equilibrio, la consideración, el respeto, las formas, la comunicación... Finalmente, el trabajo en equipo. Que podamos decir todos, ESTE ES NUESTRO GOBIERNO”.
-Pero si en la UDI defienden el derecho a discrepar dirigentes RN como Alberto Espina los instan a aprender a ser gobierno y consideran una deslealtad la critica.

Si no hay una instancia en que se considere la opinión de los partidos previo a los anuncios del gobierno, la gente queda en la libertad más absoluta para opinar. Eso es lo que ha ocurrido que tome el gobierno. Para la gente de la UDI -y esto lo dije en el almuerzo ayer- epor esta falta de incorporación a las resolucionesstos conceptos de lealtad no existen; nosotros exigimos coherencia, no lealtad. Cuando uno es coherente, no tiene que andar pidiendo lealtades. Este tipo de lealtades son muchas veces parte de los códigos mafiosos, porque se está exigiendo una conducta, de algo que no se comparte. Y en nuestra lógica, la UDI no puede haber sido más leal con Sebastian Piñera y con el trabajo para este triunfo, así como también para la instalación exitosa de su gobierno. Lo que me preocupa es al revés; empieza a haber un campeonato por quien es más leal, sobre la base de quien tiene más acceso al Presidente”.

-Por la forma en que se ha dado el debate y las críticas que ha habido en su partido, ¿Este es el límite de lo que la UDI puede apoyar?

Es inviable seguir así, es no conocer a la UDI. De continuar estas formas o estas faltas de prolijidades, van a ir generando un creciente distanciamiento con el Gobierno. Ninguno de estos errores, que nos podríamos haber evitado, tiene buenas explicaciones y me preocupa que sigan ocurriendo. La instalación, los nombramientos, las formas, la falta de prolijidad, no tienen justificación en el terremoto. Y el gran riesgo es que si esto no lo resolvemos pronto, esto puede ser un paréntesis de cuatro años. Es lo que tenemos que entender. Este tiene que ser un gobierno de coalición, en que los partidos se tienen que sentir parte. Y me causa temor cuando dicen que el que critica es un desleal. Porque en el fondo es una forma de silenciar, de mostrar que solo van a tener acceso (al gobierno) los “yes men”, aquellos que digan “amen” a todo. Y en la UDI no ha sido nunca esa la cultura”

Sin duda Pablo Longueira conoce a la gente de la UDI de tal forma que interpreta el generalizado pensamiento respecto del tema que refleja una disconformidad que va en un crecimiento progresivo en todo el pais.

JOSÉ ESPINOZA MELLADO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada